martes, 5 de junio de 2012

LA PUNTUALIDAD


Un joven llamado José caminaba por el mundo, mostrando su  puntualidad  y con ello su responsabilidad.   Era conocido como un niño muy puntual, pues siempre  llegaba a la hora exacta  a sus compromisos. Era un niño muy organizado.

Una mañana al mirar su reloj pensó  que tenía tiempo  de sobra para acudir  a un lugar a la hora  convenida, por lo que se alistó con mucha paciencia.
 Fue entonces que al mirar su reloj se dio cuenta que este se encontraba malogrado, muy desesperado salió de su casa para ir a su compromiso, llegando tarde.

          Finalmente, José  despierta angustiado y se da  cuenta que todo fue un sueño, una pesadilla, a él no le gustaba llegar tarde a ningún lugar.   Desde entonces, decidió revisar su reloj  todas las noches.

         Esto le permitió no desesperarse  en la vida, seguir llegando responsablemente a sus actividades.

  Así organizó su tiempo y triunfo  en la vida.




Autor: Jhon Quilluya P
Grado: 3 A

3 comentarios: